CRÍTICA: Los Minions (2015)

Los minions cartel

4 estrellas

¿Puede un personaje creado para ser secundario desafiar a sus propios creadores y hacerse con el protagonismo más absoluto de la saga? La respuesta es un rotundo sí. A pesar de que ‘Los Minions’ se trata de un spin-off, esta cinta va  mucho más allá, porque estos pequeños seres amarillos nos robaron el corazón desde su primera aparición en ‘Gru. Mi villano favorito’. Ahora vuelven a la carga dispuestos a contarnos su propia historia desde un contexto espacio-tiempo tronchante y encantador.

La película al principio nos sumerge en una especie de eje cronológico visual dando tumbos por la prehistoria y el Antiguo Egipto. Incluso nos deja ser testigos de una de las portadas musicales más importantes de la historia de la humanidad. Un viaje loco que nos ayudará a entender la necesidad de liderazgo que siempre persiguen estos entrañables personajes. La trama central, sin embargo, se desenvuelve en el Orlando de los años 60.  Allí,  los héroes de la misión, Kevin (el cerebro de la operación) Stuart (el guaperas/pasota del grupo) y Bob (el adorable y pequeño de los tres) intentarán conseguir para su tribu a la jefaza  definitiva “Scarlet Overkill“.

Minions

Es cierto que siempre da vértigo enfrentarse a esta clase de películas de animación, porque no es lo mismo ser artífices de freestyle “banana” memorables, que mantener el ritmo de humor durante todo un largometraje  con su correspondiente hora y media de entretenimiento. En ese aspecto, los fans de estos simpáticos mini-villanos pueden quedarse tranquilos porque el resultado no puede ser más favorable.  ‘Los Minions’ cumple con nota: es divertida y engancha a la butaca durante todo el visionado. Técnicamente está bien definida y hay que destacar las mejoras en los trazos y digitalización de los dibujos si  la comparamos con  sus predecesoras.

La banda sonora corre a cargo del guitarrista y hombre de confianza de Hans Zimmer, Heitor Pereira que arregla para la ocasión  temazos  como “Happy  together” de The Turtles o  “Under Pressure” de Queen y David Bowie.

Amigos del color amarillo, la risa está asegurada.

Isa Polaina

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s