CRÍTICA: Fast & Furious 7 (2015)

furious-7-cartel-5

3 estrellas y media

Título original: ‘Fast & Furious 7’. Año: 2015. Duración: 135 min. País: Estados Unidos. Director: James Wan. Guión: Chris Morgan. Fotografía: Stephen F. Windon, Marc Spicer. Música: Bryan Tyler. Reparto: Vin Diesel, Paul Walker, Dwayne Johnson, Jason Statham, Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Ludacris, Kurt Russell. Productora: Universal Pictures. Género: Acción. Estreno (Estados Unidos): 03/04/2015. Estreno (España): 02/04/2015.

La crítica contiene spoilers de entregas anteriores

Catorce años han pasado desde que el agente infiltrado Brian O’Conner y Dominic Toretto se vieran las caras por primera vez en ‘The fast & the furious (A todo gas)’, pocos se podían imaginar por aquel entonces que acabarían derivando de ella tantas secuelas hasta ser una de las sagas más longevas. “Conduce o muere” se ha convertido en el lema de una serie de películas donde las carreras clandestinas y la alta velocidad de los coches tuneados se presentan como un modo de vida, ganar para demostrar no sólo que se tiene el coche más rápido, sino también para hacerse un nombre y así ganarse el respeto de los demás. Tras tres secuelas sin un rumbo definido (una de ellas, ‘Tokyo Drift’, sin ninguno de los protagonistas principales) y con los neumáticos desgastados, llegó una quinta parte que supuso el cambio que la saga necesitaba reconvertida en una suerte de ‘Ocean’s Eleven’ liderada por Toretto y O’Conner que reunía a personajes ya vistos en las anteriores películas para formar un equipo de excelentes conductores y construir los cimientos del código principal para los protagonistas: la familia. La inclusión de personajes como el agente Hobbs y una misión-aventura conjunta con más toques de humor y un sentido del entretenimiento más atractivo ayudaron a incorporar nuevas piezas para revitalizar la saga. La acción subía el nivel de espectacularidad manteniendo los coches como algo sagrado para los personajes, vehículos omnipresentes en cada escena capaces de generar el caos y la destrucción por donde pasaran. La sexta parte continuaba la línea de la anterior y su final cliffhanger con el asesinato de Han que había tenido lugar en ‘The fast & the furious: Tokyo Drift’, marcaba el argumento de la última entrega.

fast-7-imagen-9

‘Fast & Furious 7’ se basa en la venganza que Deckard Shaw, hermano mayor de Owen Shaw (villano del filme anterior) y ex-agente de las Fuerzas Especiales, prepara para Dom, Brian y compañía con la misión de acabar con ellos por dejar en coma a su hermano. Un asesino fantasma convertido en cazador de los protagonistas que viven en su casa de Los Ángeles con total libertad tras lograr el indulto tras muchos años siendo perseguidos por la justicia. Una libertad que supone el comienzo de una nueva vida tanto para Toretto, que intenta recuperar a Letty de los recuerdos perdidos, como para O’Conner haciendo las funciones de padre junto a Mia dejando atrás la velocidad. Una vida tranquila que se ve truncada por la aparición de Shaw al que también querrán enfrentarse por matar a Han, en una venganza que pasa a ser recíproca. ‘Fast & Furious 7’ multiplica la acción y las escenas imposibles vistas en las dos anteriores películas, consolidando unos códigos esenciales –familia y coches- que se mantienen intactos. La lógica nunca ha formado parte de una saga que no se toma en serio a sí misma, un punto a favor para un espectador que sabe de antemano que película va a ver, concebida como lo que es: un gran espectáculo donde los vehículos vuelan, caen de un precipicio y los protagonistas se salvan de una muerte cantada.

Como ocurría en la quinta y sexta parte, que tenían lugar en Río de Janeiro y Londres y Tenerife respectivamente, parte de la historia transcurre fuera de tierras americanas, en este caso en Abu Dabi, donde Toretto, O’Conner y el equipo deben conseguir El ojo de Dios, un dispositivo localizador sin límites para dar con el paradero de Shaw. Un paisaje turístico que sirve para dar paso a un tercer acto lleno de acción de vuelta a Los Ángeles, en un claro homenaje a la primera película y un guiño a los fans que siguen la saga desde su inicio, lugar que los protagonistas conocen a la perfección en un tramo final gobernado por persecuciones por carretera y por aire, donde la acción se divide en las diferentes misiones que el equipo ha preparado para acabar con Shaw y sus aliados.

La incorporación estrella de esta entrega es la de uno de actores más destacados en el género de acción, Jason Statham, el villano principal Deckard Shaw, un asesino capaz de liquidar a todo el que interponga en su camino. Un papel que encaja perfectamente con los anteriores roles que ha tenido el actor en su filmografía, personaje que propicia un aumento de escenas de combates cara a cara como los que tiene con Hobbs en el inicio del filme o con Toretto en los últimos minutos. Otro de los que se une al reparto en un rol menor es Kurt Russell como el agente Frank Petty, que se aliará con Toretto y O’Conner para atrapar a Shaw. Dos especialistas en las artes marciales como Ronda Rousey y Tony Jaa también tienen sus escenas para lucir sus dotes de luchadores y atletas. En la dirección, James Wan coge el testigo de Justin Lin, que había dirigido las cuatro últimas entregas. Wan, director especialista en el género de terror con películas como ‘Saw’, las dos partes de ‘Insidious’ o ‘Expediente Warren: The Conjuring’, se pasa a la acción en una puesta de escena muy dinámica y acelerada, incluso cercana al videoclip y planos machistas en varias ocasiones, pero muy enérgica en las escenas de acción, donde la cámara adquiere mucho movimiento en los combates cuerpo a cuerpo.

fast-7-imagen-32

¿Es ‘Fast & Furious 7’ el fin del viaje de la saga? Los resultados en taquilla tendrán la última palabra, pero es evidente que la muerte de Paul Walker, solventada en el filme con la participación de sus dos hermanos como dobles junto a la tecnología CGI en las escenas que no llegó a rodar, marca un nuevo rumbo para una posible octava parte sin uno de sus protagonistas principales al que le dedican una emotiva y digna despedida. Como pone en los créditos finales, la película es para él. Una séptima entrega que se convierte en la más disparatada y una de las mejores de toda la saga.

Sergio Montesinos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s