CRÍTICA: Nightcrawler (2014)

nightcrawler-cartel-5996

4-y-media estrellas

Título original: Nightcrawler. País: EE.UU. Año: 2014. Duración: 113 min. Dirección: Dan Gilroy. Guión: Dan Gilroy. Música: James Newton Howard. Fotografía: Robert Elswit. Reparto: Jake Gyllenhaal, Bill Paxton, Rene Russo, Riz Ahmed, Kevin Rahm, Ann Cusack, Eric Lange.Productora: Open Road Films / Bold Films. Género: Thriller. Fecha de estreno (EE.UU.): 31/10/2014. Fecha de estreno (España): 30/01/2015.

Louis Bloom cree en el sueño americano. Cree que un pobre diablo con tendencia a la psicopatía como él que malvive a base de pequeños hurtos puede no solo salir adelante, sino triunfar y ser alguien importante. Para ello solo necesita una oportunidad, aferrarse a ella con fuerza y hacer todo cuanto sea necesario para ser el mejor. Todo. La oportunidad de Lou Bloom se la otorga la intensa noche angelina, con sus largas avenidas de palmerales, sus sangrientas carreteras y su elevado índice de criminalidad. Una cámara de vídeo, un escáner de radio de la policía y una falta importante de escrúpulos son sus herramientas para empezar. El morbo de la gente unido al sensacionalismo reinante en los circos mediáticos televisivos le convierten en poco tiempo en un freelance cazador de noticias.

K72A3451d.tif

Con la adquisición de un coche fardón y un asalariado semi-esclavo de ayudante, Lou el depredador se lanza a las calles, se abre a la oscuridad de la noche y sus perversos recovecos en busca de la noticia impactante con la que a la mañana siguiente desayunaran los ciudadanos de bien. No basta con que haya sangre (aunque debe haber sangre), no basta con que haya muertos (aunque es mejor que haya muertos), además debe ser el primero en llegar a la escena, el que llegue más cerca, el que muestre la imagen más truculenta del sufrimiento humano, la última exhalación de vida. Y si eso no es suficiente, si hay que traspasar una línea tan deleznable que el mero hecho de pensar en ella produce arcadas, pues él la cruza.

Dan Gilroy debuta con una de esas películas que causan fascinación, que atraen tanto por su excelente factura técnica como por su malsana y ácida historia. La fotografía es espectacular, sucediéndose imágenes nocturnas de Los Angeles de gran belleza que en ocasiones recuerdan a la espléndida ‘Drive’. Más del 90% del metraje ocurre de noche, pero como reza el lema de la película, ‘la ciudad brilla más de noche’, máxima que se da en ‘Nightcrawler’: la noche refulge.

Lo que más llama la atención de la historia es el punto de vista que ofrece, siendo el protagonista un “periodista” (o algo así) y no un policía o el criminal de la función. Esto permite ver los hechos desde otro prisma, como meros observadores de los accidentes, crímenes y demás tragedias que se van sucediendo. Acercándonos con Lou y su cámara a los distintos escenarios de la noticia, unas ‘breaking news’ cuya razón de ser son provocar impacto en los espectadores, activar su morbo al máximo y hacerlos partícipes de las desgracias ajenas. La película realiza una evidente crítica a estas cadenas de noticias que se ensañan mostrando imágenes explícitas de violencia, cadáveres y sangre, y el tinglado que están dispuestos a montar para llevarse la exclusiva. ‘Nightcrawler’ se muestra como el gran carnaval del siglo XXI, la fiesta de los medios, convertidos en aves de rapiña de la desgracia. Queda también retratada una sociedad, la nuestra, cada día mas insensible, cada día más acostumbrada a navegar entre detalles de lo ajeno.

nightcrawler-nc_05150_rgb

El arma definitiva del film es la potente interpretación de Jake Gyllenhaal, que logra hacer suyo este personaje tan peculiar, freak, enfermizo y perverso. Un tío que demuestra una gran adaptación a aquello que hace, una astucia innata y una falta de ética alarmante para conseguir sus metas. Un tipo con un sentido muy particular de lo que es justo, que hace gala de un razonamiento y una lógica siempre, eso sí, desde su punto de vista y en su propio beneficio. Un papel para el que Gyllenhaal adelgazó unos cuantos kilos para hacer más creíble a un personaje que demuestra muy poca afinidad con el género humano. Completan el reparto unos acertados (y recuperados) Rene Russo y Bill Paxton.

La noche y sus pesadillas, la codicia y el morbo, un guión con mordiente que critica la sociedad actual, un protagonista retorcido con pintas raras que conduce un Challenger rojo y que hace fortuna inmortalizando la agonía y la muerte. Prima hermana de ‘Taxi driver’ y ‘Drive’, ‘Nightcrawler’ tiene todos los ingredientes necesarios para convertirse en película de culto. Tiempo al tiempo.

Alfonso Gutiérrez Caro

Una respuesta a “CRÍTICA: Nightcrawler (2014)

  1. Pingback: Las mejores películas de 2015 | LA VOZ EN OFF·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s