CRÍTICA: Tarzán (2013)

cartel final TARZAN

2ymedia4

País: Alemania. Año: 2013. Duración: 94 min. Director: Reinhard Klooss. Guión: Reinhard Klooss, Jessica Postigo, Yoni Brenner (Novela: Edgar Rice Burroughs. Música: David Newman. Productora: Constantin Film. Voces: Kellan Lutz, Spencer Locke.Género: Animación / Aventuras. Estreno (España): 13/06/2014

La pantalla se funde ante el avance por el espacio de un meteorito colosal hacia nuestro planeta. El viaje por la majestuosidad del universo continúa mientras una voz en off nos sumerge en el apasionante origen de la humanidad, mostrándonos los primeros parajes naturales y las distintas especies de dinosaurios que en ellos habitaron. Un momento, ¿yo no venía a ver ‘Tarzan’, la nueva adaptación alemana en animación por CGI del clásico? ¿Es que el personaje creado hace más de un siglo por Edgar Rice Burroughs poseía en realidad conexiones alienígenas con el origen de los tiempos? ¿Es Terrence Malick el verdadero director de esta historia, usando las imágenes sobrantes de ‘El árbol de la vida‘ para ilustrarnos con su visión sobre el clásico cuento?

tarzan

Como si de un homenaje a todo salto en el tiempo se tratara, el nuevo remake animado del clásico nos traslada hasta ese punto inicial de la historia de la humanidad para devolvernos luego a nuestro presente, donde, 70 millones de años después, la familia del empresario John Greystoke investiga la posible presencia de una fuente de energía interespacial custodiada por monos guardianes en plena selva africana. Sin embargo, un descubrimiento le obligará a huir con su esposa e hijo en un helicóptero que se desploma, del cual sólo sobrevive su primogénito. El pequeño heredero del imperio, y a causa del accidente, de la selva. Tarzan. A partir de ahí, la película que lleva su nombre retoma su rumbo tradicional y los puntos clave de la historia, como la adopción de Kara o el encuentro con Jane, al mismo tiempo que va revelando poco a poco sus debilidades e incongruencias.

El uso de la técnica “motion capture” aunada a los avances de la industria cinematográfica actual colisionan con el resultado final de la cinta. Recordando más de lo necesario al ‘Tarzan’ de Disney de 1999, ya sea en apariencia, habla o situaciones que encara, los gráficos de esta nueva adaptación resultan anticuados, propios más de una película de la pasada década, más cercanos a los de cualquier videojuego de la saga SIMS que a los característicos en cualquier producción presente. La voz en off se hace necesaria ante unos personajes sintéticos, inexpresivos, sin vida y casi sin saber moverse, anulándose toda naturalidad en ellos ante el abuso de la cámara lenta, que acentúa aún más los defectos en la movilidad de los personajes humanos, así como de los animales.

Y es que resulta surrealista que tras el disfrute de personajes más reales que animados dentro del cine de animación como ‘Tintín, el secreto del unicornio‘, ‘Avatar’, ‘Enredados’ o ‘Frozen’, nos encontremos con la propia desanimación del género. Y lo que resulta más incongruente, la desanimación de los personajes dentro de una película excelente en la recreación de parajes naturales. Lo idílico de la naturaleza y su bondad ecológica junto a la maldad de la perversión humana y la civilización, el planteamiento central bien estructurado de la producción, se funden en una magnífica recreación de la selva ecuatorial africana. Colorida, brillante, viva, fiera, es ella quien termina sumergiéndonos en la historia y no los personajes, tras un paraíso vital que recuerda a “Avatar”, bosques de belleza natural como los de ‘Brave’ o majestuosos parajes como los de “Epic, el reino secreto”. El mayor aliciente del film termina quedándose desaprovechado tras el ineficiente (y casi inexistente) uso del 3D, así como la brillante estructura central de la obra resulta deteriorada por el medianamente solvente proceso de guionizaje.

tarzan3

Tan irregular e inestable como complejas son las cabriolas entre lianas del propio Tarzan, la película desemboca en un final conciso y algo precipitado, proporcionándonos en el turbio camino alguna que otra incongruencia (por qué suenan Coldplay y su ‘Paradise’ repentinamente o por qué unos monos que todavía no existían son guardianes de un meterioto son mis nuevos dilemas existenciales, por no hablar de las carencias emocionales de un joven Tarzan que parece olvidar a sus padres con suma facilidad). Juzgar a ‘Tarzan’ sólo por ello sería tan fácil como juzgarla por su calificación de remake o nueva adaptación. Los puntos en común del clásico cuento con la historia presente son tan limitados como los aspectos comunes a toda integrante del género de la comedia romántica. Criticable pero valiente, su intermitente entretenimiento, aceptable entre lo visual y lo narrativo, bastará para contentar al público infantil y a todo amante de las distintas versiones de la ya tradicional historia. Para el resto, pasará lo de siempre: perderla en el olvido.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s