CRÍTICA: El gran cuaderno (2013)

el_gran_cuaderno_24915

4 estrellas

Título original: ‘A nagy füzet (The Notebook)’. Año: 2013. Duración: 109 min. País: Hungría. Director: János Szász. Guión: János Szász, András Szeké (Novela: Agota Kristof). Música: Johan Johanson. Intérpretes: András Gyémánt, László Gyémánt, Piroska Molnár, Ulrich Matthes, Ulrich Thomsen,János Derzsi, András Réthelyi, Orsolya Tóth, Péter Andorai, Krisztián Kovács. ProductoraHunnia Filmstúdió, Intuit Pictures GmbH, Amour Four Filmproduktion, Dolce Vita Films. Género: Drama. Fecha de estreno (España): 30/04/2014

La fiel adaptación del primer tomo de la trilogía de la aclamada escritora Agota Kristof llega a nuestros cines de la mano de János Sász. La historia se ubica en una Hungría traumatizada y arrasada durante los últimos años de la Segunda Guerra Mundial. Ante el desconcertante miedo a ser bombardeados en la gran ciudad, los padres de nuestros gemelos protagonistas deciden trasladar a sus hijos a una región deshabitada. Su abuela, pariente de la que nunca habían oído a hablar va a ser la encargada de cuidarlos. Desde el primer día, la octogenaria conocida en el pueblo vecino con el apelativo de “La Bruja” tortura a sus nietos privándoles de alimento y cobijo. Pronto la humillación psicológica deriva al maltrato físico, convirtiéndose en un auténtico calvario para los pequeños. Los sumisos mártires escriben todo lo que les sucede en un cuaderno que sus padres les regalaron tras la despedida. Sin embargo, a medida que transcurren los dolorosos meses alejados de sus progenitores, el tono de dicho manuscrito advertido por los espectadores a través de una voz en off que lee todo aquello descrito por los gemelos abandona progresivamente la dulce despreocupación de las primeras páginas. Los golpes, el hambre y el frío alteran la percepción del mundo de dos niños que se ven obligados a sobrevivir a cualquier precio pasando de su condición de víctimas a despiadados verdugos.

le_grand_cahier_press

El último trabajo de János Sász retrata la pérdida de la inocencia de los damnificados por la guerra a través de los ojos de dos hermanos mellizos. La maestría del reconocido director húngaro se evidencia al desarrollar con una inesperada originalidad un lugar común tan explotado. Muchas son las adaptaciones cinematográficas de grandes best-sellers sobre testimonios de criaturas abatidas por la Segunda Guerra Mundial entre los cuales destacan ‘El niño con el pijama de rayas’ o la más reciente ‘La ladrona de libros’. En este sentido, la frialdad de la perspectiva infantil por la que apuesta Sász es más eficaz que la de sus predecesores porque dota a la narración de un realismo tan desgarrador como necesario.

János Sász cuenta con la exquisita colaboración de Christian Berger, el director de fotografía habitual de Michael Haneke (‘Amor‘). Las similitudes entre ‘El gran cuaderno’ y ‘La cinta blanca’ (una de las películas más reveladoras de Michael Haneke) van más allá del tratamiento de una temática análoga. La violencia represiva que emana de la pieza de János Sász es el elemento vertebrador de toda la filmografía del cineasta austríaco. Tanto Michael Haneke como János Sász procuran definir aquellos demonios ocultos en el imaginario colectivo que corresponden a temores atávicos presentes en cualquier época. Con ‘El gran cuaderno’ János Sász elabora una radiografía del pasado donde no sólo recupera la memoria histórica centrada en los hechos pretéritos. El director realiza un interesante análisis sobre la perversidad de la condición humana.

Carlota Moseguí (@carlota_mosegui)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s