CRÍTICA: ‘Nymphomaniac. Volumen 2’ (2013)

nymphomaniac-cartel-5357

4 estrellas

Título original: ‘Nymphomaniac. Volume II’. Año: 2013. Duración: 124 min.País: Dinamarca. Director: Lars Von Trier. Guión: Lars Von Trier. Música: Varios. Fotografía: Manuel Alberto Claro. Reparto: Charlotte Gainsbourg, Stellan Skarsgård, Shia LaBeouf, Willem Dafoe, Jamie Bell, Connie Nielsen, Christian Slater, Jesper Christensen, Uma Thurman, Jean-Marc Barr, Caroline Goodall, Charlotte Rampling, Kate Ashfield, Saskia Reeves, Stacy Martin, Jens Albinus, Nicolas Bro, Sophie Kennedy Clark, Mia Goth, Omar Shargawi, Severin von Hoensbroech. Productora:  Zentropa Entertainments. Género: Drama / Erótico. Fecha de estreno (Dinamarca): 25/12/2013. Fecha de estreno (España): 24/01/2013 [FICHA EXTERNA].

Segundo volumen de ‘Nymphomaniac’, que cuenta la historia de cómo Joe narra su vida y experiencias sexuales al viejo Seligman, a quien acaba de conocer en la calle.

‘Nymphomaniac. Volumen 2’ retoma la acción donde quedó pausada la primera parte, con su protagonista incapaz de sentir ese deseo o excitación sexual que tanto había explotado en su juventud.

nymphomaniac-1

Compleja película que continúa en la línea de su ‘Volumen 1‘ tanto en su exposición de ideas como de rasgos de estilo. Von Trier dirige cámara en mano y con austeridad de medios esta desgarradora historia de protagonismo femenino con gran carga de sexo explícito, en ningún momento erótica.

‘Nymphomaniac. Volumen 2’, más que sobre el autodescubrimiento y la experimentación de la que hacía gala en su primera parte, versa sobre las consecuencias y la aceptación de la propia identidad, con una mayor presencia de violencia tanto física como sexual. ‘Nymphomaniac’ no pretende ser un recorrido en la vida sexual de cualquier mujer, pues difícilmente cualquiera podrá sentir una identificación con Joe, su protagonista.

A la película le pesa su naturaleza de segunda mitad. Su falta de inicio impide que resulte tan satisfactoria como el ‘Volumen 1’. No obstante, ambos volúmenes forman parte de una misma película y en ningún momento fueron concebidos como partes separadas, por lo que lo más justo es tratar de pensar en ella como una única historia. Es por ello por lo que ‘Nymphomaniac. Volumen 2’ funciona mucho mejor como una parte del todo que como un capítulo separado.

nymphomaniac 2 (1)

Esta segunda parte presenta las mismas virtudes y defectos que su predecesora. A contar entre sus puntos flacos los constantes subrayados e interpretaciones forzadas ofrecidas por el personaje interpretado por Skarsgård. Si bien en ocasiones ayudan a comprender el significado de algunos acontecimientos, con frecuencia impiden la libre interpretación del espectador. Por no hablar de las veces que resulta demasiado evidente y e innecesaria su intervención, llegando a parecer pedante y reiterativa.

Aunque ‘Nymphomaniac. Volumen 2’ cuenta con una estética ruda y nerviosa, no se priva de escenas de gran belleza y empaque visual, acompañadas de una exquisita partitura. Von Trier se permite incluso hacer una clara alusión a su anterior trabajo ‘Anticristo’, película con la que comparte un gran número de elementos y conceptos.

La película abusa de la presencia de demasiadas caras conocidas. Algunas de ellas no pasan de la mera anécdota y queda patente su presencia como mero reclamo comercial.

nymphomaniac-part-2-the-nymphomaniac-part-2-29-01-2014-11-g

‘Nymphomaniac. Volumen 2’ introduce interesantes apuntes sobre el sexo, las relaciones, la muerte, el amor y los sentimientos, así como sobre la familia, la hipocresía, la pederastia y el juego de roles predeterminado de géneros. Pero nunca de forma sentenciosa, sino siempre invitando a la reflexión del espectador. Es por ello por lo que difícilmente se pueda extraer una intencionalidad única de su director, incluido también su inesperado su final.

Como es habitual en el cine de Von Trier, o se le ama o se le menosprecia profundamente. Ambas posturas perfectamente comprensibles. Pero hay algo que no se le puede negar, y es su capacidad para tratar sus historias, simples o complejas, de forma única y de modo que se queden grabadas en la memoria del espectador como una experiencia inolvidable.

Bienvenidas sean las películas que tratan de romper moldes y tabúes sin que estén concebidas para todos los paladares. Bienvenido sea siempre el cine de Lars Von Trier, a pesar de su consciente prepotencia y egolatría. Eso sí, intenten disfrutar de ‘Nymphomaniac’ en su totalidad, sin ninguna pausa entre sus dos mitades.

Crítica de ‘Nymphomaiac. Volumen 1’.

2 Respuestas a “CRÍTICA: ‘Nymphomaniac. Volumen 2’ (2013)

  1. Dices que la segunda parte carece de inicio pero es que originalmente la pelicula esta concedida para que sea una sola de 5 horas y media. fue mas tarde, despues de ser creada cuando se partio en dos, es por ello que carece de inico…

    Me gusta

    • Soy consciente de ello. Pero si la película se comercializa en dos partes (con el consiguiente pago de dos entradas, tal y como me tocó), merece ser juzgada como pieza separada e independente. Aunque, repito, conozco la especial situación del filme. De hecho estoy esperando a ver el montaje original de 5 horas 🙂

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s