CRÍTICA: ‘Thor: El mundo oscuro’ (2013)

THURS_003B_G_SPA-ES_68.5x98.5.indd1 y media

Título original: ‘Thor: The dark world’.  Año: 2013  Duración: 112 min.  País: EE.UU. Director: Alan Taylor.  Guión: Christopher Yost, Christopher Markus, Stephen McFeely, Robert Rodat, Don Payne (Cómic: Jack Kirby, Stan Lee, Larry Lieber).  Música: Brian Tyler. Fotografía: Kramer Morgenthau. Reparto: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Anthony Hopkins, Tom Hiddleston, Christopher Eccleston, Idris Elba, Kat Dennings, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Jaimie Alexander, Tadanobu Asano, Stellan Skarsgård, Ray Stevenson, Alice Krige, Zachary Levi, Stan Lee. Productora: Marvel Entertainment / Marvel Studios.  Género: Acción / Superhéroes. Fecha de estreno (España):31/10/2013.

Tras los eventos sucedidos en Nueva York, Thor lucha por restablecer el orden en todo el cosmos. Mientras tanto, una antigua raza de elfos oscuros liderada por Malekith regresa para sumir al universo en la oscuridad.

Desde hace unos años Marvel se ha apoderado del cine de superhéroes en su vertiente más espectacular y desenfadada del entretenimiento sin pretensiones. Y fue con ‘Los Vengadores‘ donde alcanzó su momento más álgido. Una película que fue ideada como el punto de llegada de otras tantas películas protagonizadas por superhéroes de forma individual. Un proyecto ambicioso que funcionó y tuvo un buen resultado a nivel de espectáculo y divertimento. Dados también los millonarios resultados, se hacía inevitable volver a reconstruir los pasos que llevaron a ‘Los Vengadores’ para aterrizar en una segunda parte.

Thor-The-Dark-World

‘Thor: El mundo oscuro’ pertenece a esa segunda generación de superhéroes, al igual que ‘Iron Man 3‘, concebida como una historia en solitario necesaria para poder llegar a ese clímax que será ‘Los Vengadores 2’ y con el que los ejecutivos de la Disney y de la Marvel tanto se frotan las manos. El problema es que, puesto que el objetivo es llegar a esa nueva reunión de superhéroes, ninguna de estas películas individuales puede ser tan espectacular como la secuela de ‘Los Vengadores’. Se trata pues, de una serie de movimientos perfectamente calculados y medidos para arrastrar al espectador a dicha secuela. Lo que convierte a estas películas en simple y llanamente innecesarias.

Nada de esto importaría si estos filmes de superhéroes estuviesen medianamente bien construidos o se percibiese un esfuerzo por entretener más allá de su función de mera pieza de puzle millonario.

‘Thor: El mundo oscuro’ es una cinta mediocre que desde su comienzo puede entreverse ya la desgana y la falta de inventiva para imaginar algo nuevo y sorprendente. El prólogo narra una historia pretendidamente épica pero que no pasa de ser un calco de ‘El señor de los anillos’ con elfos equipados de tecnología alienígena. Una cóctel de elementos mil veces vistos pero mucho peor ejecutado con múltiples y nada efectivos golpes de humor.

thor-dark-world-dark-elves

Sin ir más lejos, esta secuela de ‘Thor‘ presenta el mismo argumento que ‘Los Vengadores’. Una nueva invasión alienígena que se cierne sobre la Tierra. Eso sí, mucho menos amenazante y espectacular, algo imperdonable en una película posterior.

El filme cuenta con la dirección de Alan Taylor, un experimentado realizador en la pequeña pantalla que tanto ha dirigido capítulos para la inmensa ‘Juego de Tronos’ como para las excelentes ‘Mad Men’ o ‘Los Soprano’. No es de extrañar la elección de un director de series de televisión, menos dados a la libertad creativa y más sujetos a las exigencias de producción. Perfectos monigotes para la Marvel quien, una vez encontrada la fórmula del éxito, poco parecen querer arriesgar. Basta con ver el resultado, una realización plana que no transmite nada.

A excepción del Loki de Tom Hiddelston, quien también resulta desaprovechado, los actores pasan por la pantalla interpretando a sus personajes sin esfuerzo alguno y con una carencia alarmante de química. El romance entre sus protagonistas pasa de puntillas y los conflictos familiares son de risa. Por no hablar de la absoluta ausencia de carisma por parte del villano principal, un personaje que se olvida nada más abandonar la sala.

Thor_El_mundo_oscuro_Loki

‘Thor: El mundo oscuro’ dispone de un acertado diseño de producción pero en ningún momento se siente grandiosa o sorprendente. Todo lo contrario, parece estar diseñada con una espectacularidad contenida y de una obsolescencia programada con el fin de no competir con el producto estrella de la casa, la secuela de ‘Los Vengadores’. Ni siquiera el clímax final resulta satisfactorio, sino apagado y decepcionantemente rutinario.

Por supuesto, la película cuenta con su secuencia post créditos y su secuencia post post créditos que no hacen sino acrecentar esa sensación de serie de televisión, de producto calculado y distribuido por episodios sin vida, sin alma.

‘Thor: El mundo oscuro’ es una apagada secuela que ofrece mucho menos de lo ya visto. De hecho no ofrece nada. Es aburrida, reiterativa y profundamente vacía. Un desperdicio de tiempo y de dinero.

2 Respuestas a “CRÍTICA: ‘Thor: El mundo oscuro’ (2013)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s