CRÍTICA: ‘Blade Runner’ (1982)

Por Mr. Sambo de Cinemelodic.

blade_runner

5 estrellas

País: EE.UU. Año: 1982. Duración: 112 min. Director: Ridley Scott. Guión: David Webb Peoples & Hampton Fancher (Novela: Philip K. Dick). Música: Vangelis. Fotografía: Jordan Cronenweth. RepartoHarrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young, Daryl Hannah, Edward James Olmos, Joanna Cassidy, Brion James, Joe Turkel, M. Emmet Walsh, William Sanderson,James Hong, Morgan Paull, Hy Pyke. Productora: Warner Bros. Pictures. Género: Ciencia ficción. Estreno (EE.UU.): 25/06/1982. Estreno (España): 21/08/1982.

Estamos ante la mejor película de ciencia ficción, junto a ‘Metrópolis‘ (Fritz Lang, 1927), de la historia del cine. Una película que alcanza en fondo y forma lo sublime, tan estética como profunda, tan hipnótica como reflexiva.

Ridley Scott revolucionó la estética cinematográfica con esta cinta como antes lo hizo con ‘Alien‘ (1978), una influencia que ha llegado a todos los ámbitos audiovisuales y que se mantiene plenamente vigente en la actualidad.

wallpaper-nissan-gtr-bladerunner

Blade Runner‘ es envolvente y acogedora, te mece y obnubila, baila contigo un lento cuando la madrugada está finalizando y estás solo con tu pareja moviendo los pies sin darte cuenta, flotando de placer. Unas sensaciones, un estado de entrega, que Scott logra gracias a su ritmo pausado, su dirección clásica, segura, su planificación tradicional, sus casi inexistentes movimientos de cámara, la música de Vangelis y una atmósfera y estética deslumbrantes y únicas.

La influencia de esta cinta ha alcanzado cotas extraordinarias, a todos los niveles, ya sean estéticos o conceptuales. Su estética es tremendamente ecléctica, encontrando su raíz en el cine negro, la iconografía nazi y una visión tétrica, tenebrosa, realista y profundamente moderna de la urbe. Una estética que ha influido en la publicidad, en la moda, en la música y los vídeos musicales, en el propio cine, incluso en películas también muy influyentes en este sentido, véase ‘Matrix’ (Hermanos Wachowski, 1999)…

Su raigambre en el cine negro también nos lleva a lo conceptual, una trama que parece salida de Raymond Chandler y unas reflexiones que nos llevan a Nietzsche, especialmente en la trama del magistral villano Roy Batty, con evidentes reminiscencias al nazismo. Un ser perfecto subiendo para visitar a su creador, el superhombre nietzscheano mostrado visualmente a la perfección. ‘Blade Runner‘ se descubre así tanto como una magistral cinta de ciencia ficción y cine negro a partes iguales, con principios filosóficos eternos que reflexionan sobre la naturaleza humana, la naturaleza de los sentimientos, la deshumanización, sobre el sentido de la vida y dónde radica la propia humanidad, sobre qué nos hace humanos y de dónde venimos, sobre la aceptación de nuestra naturaleza… así como se entronca con otras muchas reflexiones, ideas y conceptos que subyacen de las características propias del cine negro como el individuo, la soledad, la ciudad, la mujer fatal, el aislamiento en la urbe, la supervivencia, el destino… Tal cantidad de cosas que da para extensos ensayos.

BladeRunner

No solo encontramos referencias a Chandler o Nietzsche en ‘Blade Runner‘, Wagner y la Puerta de Tannhäuser, el existencialismo, ‘Metrópolis‘ de Fritz Lang, ‘Frankenstein’ de Mary Shelley, Milton y su ‘Paraíso perdido’, Caravaggio, Kafka, Proust, Edward Hooper y su cuadro ‘Nighthawks’, Moebius y la revista Heavy Metal, incluso religiosas al cristianismo… son apreciables en distintos momento de la película, una película de riqueza descomunal, casi inabarcable.

Curiosamente la película no fue ningún éxito, ni de público ni de crítica, la consideraron vacía, vacua, esteticista y pretenciosa… Está claro que se anticipó a su tiempo y gracias al video y al boca-oreja llegó a convertirse en película de culto primero y en clásico absoluto después.

Blade Runner‘ tiene algunas de las constantes que podemos ver en su director, Ridley Scott, que iba camino de convertirse en uno de los más grandes aunque ha quedado muy lejos de ello. Así la evolución y transformación radical hacia lo opuesto en sus personajes, como las inofensivas amas de casa en ‘Thelma y Louise’ (1991) transformadas en sanguinarias viajeras sin rumbo, o el disciplinado y leal soldado romano que interpretó Russell Crowe en ‘Gladiator’ (2000), que acabará luchado contra el propio emperador por venganza, lo apreciamos también aquí en el personaje de Deckard y su relación con los replicantes, del odio al amor, literalmente. Del mismo modo la confrontación de opuestos se aprecia en gran parte de su cine, aquí veremos a uno de los más grandes villanos, Roy Batty, interpretado maravillosamente por Rutger Hauer, que nos dejará momentos de una belleza y un lirismo postmoderno como pocas veces se ha visto en el cine, su célebre monólogo en el tejado al final de la cinta sin ir más lejos, enfrentarse con uno de los héroes más grandes que ha dado el cine, Harrison Ford, que aquí interpreta a un oscuro, incómodo y desagradable personaje que debe perseguirle mientras ve cambiar sus prejuicios y mecánico proceder. Deckard. El viaje o llegada de un tránsito es una estructura muy usada por el director, aquí veremos cómo Deckard llega a un Hades urbano tan hermoso como subyugador. El trabajo de dirección de Scott es ejemplar.

blade_runner

También tenemos multitud de características y detalles personales de la cinta, el simbolismo en sus imágenes, por ejemplo los búhos, símbolo de sabiduría, que vemos en la Tyrell a la llegada de Deckard; su estética de toques nazis, por ejemplo en la presentación del personaje de Rachel, interpretado por la bella Sean Young; la importancia esencial de los ojos durante toda la narración, los veremos continuamente y de formas muy distintas, teniendo gran importancia narrativa; la presencia de lo oriental, también en la estética; los neones; la publicidad; las calles abarrotadas, colapsadas de gente como se ha visto pocas veces; los animales o insectos, con una gran presencia durante la cinta, búhos, serpientes, gallinas, galápagos, avispas, arañas, lobos, palomas… Un mundo único.

Todo es perfecto, dirección, guión, sobre todo de la original de 1982, la versión de los productores. La iluminación y cualquier apartado técnico o artístico que se nos ocurra brilla. ‘Blade Runner‘ es un ejemplo de película que mejora el original literario, escrito por Philip K. Dick. No pierdan la ocasión de verla si no la han visto o de revisitarla cada cierto tiempo, mejora en cada visionado, siempre hay algo más. Quizá acaben descubriendo cosas que no creerían.

Mr. Sambo (@MrSambo92)

Cinemelodic

3 Respuestas a “CRÍTICA: ‘Blade Runner’ (1982)

  1. Pingback: Las 100 mejores películas de ciencia ficción según los lectores | LA VOZ EN OFF·

  2. Pingback: Los 17 estrenos más esperados para 2017 | LA VOZ EN OFF·

  3. Pingback: Blade Runner 2049 (2017) | LA VOZ EN OFF·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s