FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MURCIA – IBAFF: DÍA II

 
 
 
Martes, 5 de marzo. Otro día pasado por agua en Murcia. Pero poco importa, pues en días así es cuando más apetece refugiarse en la sala del cine. Nuevo día y nueva jornada del Festival Internacional de Cine de Murcia.
 
Siempre procuro ir cada día al Festival lo más desinformado posible para poder descubrir nuevas películas sin estar influenciado. Esa es una de las principales virtudes de todo festival de cine. Es por ello por lo que me alegro al descubrir que vamos a disfrutar en la primera sesión de un corto largo y de un largo corto. Y me alegra porque son muchas las películas que uno acaba arrastrando con el paso de los días y el hecho de que las películas no tengan una duración excesiva es de agradecer. Por otra parte, no entiendo mucho de cortometrajes, no es un lenguaje que domine, y menos los excesivamente cortos. Por eso, un cortometraje de mayor duración, casi media hora, se me hace más asequible. Como si de una mini película se tratase.
 
 
 
 
17:00. En la Sala B proyectan el corto ‘Idnet kan rore mig (Nothing can touch me)‘. Dirigido por Milad Alami y de origén danés, el corto fue premiado como Mejor Película en el Karlovy Vary Fresh Film Festival. Lo que tampoco me dice nada pues no sería la primera vez que no comparto mi gusto con el del jurado de los festivales.
 
No merece la pena hablar del argumento de un cortometraje, pues sería quitarle casi todo el interés. Basta decir que trata del bulling y de los preocupantes tiroteos en las escuelas e institutos que, de vez en cuando, traumatizan a países enteros. El argumento y el tema no es que sea del todo original. De hecho cada vez crecen más las películas que tratan esta clase de tragedias. El corto presenta ciertos parecidos con ‘Elephant’ de Gus Van Sant.
 
No obstante las interpretaciones son correctas y está muy bien narrada y dirigida. Lástima que al final solo se quede en la superficie, sin profundizar en cuestiones que apenas roza o insinúa como la asunción de la propia culpa. Y tiempo había en 29 minutos de metraje. Pero acaba optando por una conclusión más fácil. De lo mejor del Festival por el momento.
 
Si mediar descanso empieza el siguiente largometraje de la Sección Oficial, ‘Alles eis ding (All one thing)‘. Una película de Alemania dirigida por Anita Blumer que narra la historia de cinco hermanas que conviven junto a su anciana abuela. Estas deciden además alquilar una de sus habitaciones a un atractivo inquilino al mismo tiempo que, por sorpresa, una de las hermanas vuelve a casa tras estar viviendo en París siete años. Una historia sencilla pero muy entretenida sobre conflictos familiares con sus clásicos rencores y celos entre hermanas.
 
 
 
 
Lo mejor del filme es el papel de la anciana abuela. Un divertidísimo personaje que añade la nota de humor necesaria a la película. Su escasa duración, poco más de una hora, también es de agradecer. El resto es poco destacable con lugares comunes y conflictos tópicos. Al menos entretiene que ya es mucho.
 
Termina la película y disponemos de un preciado descanso de casi media hora. Estupendo para salir a tomar el aire y algo para picar. Deberían planificar estos eventos de esta manera, con descansos entre las sesiones. Ayer apenas teníamos 5 minutos entre un pase y otro y eso termina por resultar agotador.
 
19.00. Vuelvo a mi asiento y me alegra ver que la sala se va llenando cada vez más. Tal vez por la hora, tal vez porque la próxima película está en castellano. Lo que es normal, pues seguir un filme con subtítulos en inglés es bastante difícil. No entiendo por qué algunos sí están traducidos y otros no, pero está claro que supone un desincentivo muy grande para todo aquel que quiera asomarse a disfrutar de un cine diferente. Pero bueno, es lo que hay.
 
 
 
 
Comienza una ronda de cortometrajes de apenas 5 minutos, dos en concreto. Ambos españoles. ‘Macaron de caza‘ y ‘El gato baila con su sombra‘. El primero de ellos, dirigido por Pep Gatell fue proyectado en el Festival de Cine de San Sebastián. El corto parece más un videoclip musical que otra cosa. Su música me satura, me golpea. Un ejercicio de estilo, buena fotografía, montaje acelerado. 
 
El gato baila con su sombra‘ es otro divertimento visual dirigido por María Lorenzo. Un cortometraje animado dibujado en su mayor parte sobre escenas de famosas películas. En él se reconocen viñetas del Peter Pan de Robbin Williams, el Drácula de Gary Oldman o de nuevo la figura de Nosferatu de Murnau. Una explosión constante de colores y sombras. Fue premiada en la Semana de Cine Experimental de Madrid por sus efectos especiales.
 
 
 
 
Después de la doble sesión de cortos comienza la que es ya cuarta película de la Sección Oficial ‘Camera obscura‘, dirigida por Maru Solores. Después de su paso por el Seminci y el Festival de San Sebastián, llega a Murcia esta historia sobre una niña que perdió la vista tras un accidente.
 
Temática interesante pero que hace aguas por todas partes. El guión es muy simple y los personajes planos y tópicos. El padre esquivo, la madre pelma y sobre protectora, el tío “enrollao” y un hermano que levanta serios instintos asesinos. Además de que las actuaciones son poco creíbles, sobre todo la del padre. Abundan los “me cago en la puta”, “hostias” y demás lindezas que, en vez de incomodar terminan por resultar de lo más artificial y sobre actuado.
 
 
 
 
Se puede destacar al estilo visual y el uso de los sonidos. Maru Solores consigue por momentos sentirnos en la piel de la niña y padecer su enfermedad, aunque es incapaz de levantar el proyecto entero. ‘Camera obscura’ termina por desinteresar y aburrir.
 
21.00. Llegados a esta hora se me presentan dos opciones. O bien continuar con la Sección Oficial con los documentales ‘Filme para poeta cego‘ y ‘Ensayo final para utopía‘ de Gustavo Vinagre y Adrés Duque respectivamente, o bien revisionar la película de Luís Buñuel ‘Belle de jour (Bella de día)‘. Escojo la tercera opción y aun a riesgo de llevarme una reprimenda me voy a tomarme una cerveza a la Sala Revolver. Mañana quiero llegar con ganas y para eso necesito descansar. Los festivales de cine pueden llegar a ser realmente agotadores.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s