FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MURCIA – IBAFF: DÍA I

Lunes, 4 de marzo. Murcia, esa ciudad tan conocida por su sol, playa y permanentes sequías amanece con lluvias. Un tiempo que, como siempre, pilla desprevenido a todo murciano y más aún a quienes tenemos pensado pasar la tarde por su precioso centro. Empieza el Festival Internacional de Cine de Murcia (IBAFF) y con él la proyección de las películas incluidas en la Sección Oficial en la Filmoteca Regional, entre otras muchas actividades recomendadas.

Pero la lluvia no va a ser el primer contratiempo con el que me voy a encontrar. Las prisas a la hora de decidir embarcarme en el IBAFF me impiden darme cuenta de que no es en la taquilla donde se compran los abonos por 10€ que dan acceso a todas las proyecciones. Es en el Teatro Romea donde uno puede agenciarse la tan ansiada y privilegiada acreditación. Tarde. Resignado, pago mis 2€ por una entrada individual con vistas a hacerme con un bono antes de volver a caer en la misma trampa.


ABWESENHEIT (AUSENCIA)



Empieza la tarde a las 17:00 con el cortometraje animado ‘Abwesenheit (Ausencia)‘, dirigido por Ramón Lez basado en el Nosferatu de F.W. Murnau, aunque de manera muy libre. Un corto sencillo pero que arrastra un gran trabajo de animación y ambientación. Bonita melodía al piano del propio Lez aunque machacona y en ocasiones desconcertante. Una breve historia sobre el amor, el abandono y tal y como indica su título, la ausencia del ser amado. Un buen corto.


Acto seguido comienza el primero de los largometrajes de la Sección Oficial, ‘The loneliest planet (Un planeta solitario)‘, dirigida por Julia Loktev y protagonizada por Hani Furstenberg junto al famoso actor mexicano Gael García Bernal. Este último siempre me ha parecido un actor un tanto limitado, pero cuenta en su filmografía con buenas películas como ‘Babel’, ‘La mala educación’ o la excelente ‘Amores perros’.

‘Un planeta solitario’ estuvo nominada a la Mejor Película en los pasados Premios Gotham así como a la Mejor Dirección por los Independent Spirit Awards. Empezamos bien. “Una de las películas más originales y emocionalmente profundas del año”, afirman en el Entertainmen Weekley. Estupendo. Pero lo que empieza como una sencilla y atractiva propuesta (una pareja de jóvenes recorriendo las montañas del Cáucaso mochila en mano) termina por convertirse en un aburrimiento pretencioso.


THE LONELIEST PLANET (UN PLANETA SOLITARIO)



Interminables planos de cinco minutos o más, largos silencios que buscan un impacto emocional en el espectador que no llega… Apenas aprovecha sus preciosos paisajes más que en un par de secuencias mientras que en el resto la directora mantiene un plano excesivamente cerrado. Por momentos contagia de esa sensación de querer salir a descubrir el planeta entero cual trotamundos, pero no pasa de ahí. De entre los intérpretes destaca ella, Hani Furstenberg que al menos consigue transmitir algo de vida a la película.

A ‘Un planeta solitario’ le falta diálogo. Dentro de su ya limitado y sencillo argumento, la ausencia casi total de conversaciones en ese continuo caminar aburre hasta al más pintado. Cuando llegan los giros dramáticos de la historia poco importan y resultan demasiado artificiales. Seguidos de silencios presuntamente llenos de significado. Faltaría más.


Tras casi dos horas de rocas y montañas vuelvo a la ciudad de Murcia. Me comunican que el siguiente corto, ‘La vie parisienne‘ de Vincent Dietschy va a comenzar en la otra sala. Muy a mi pesar tengo que salir y aprovechar su media hora de duración para agenciarme el bono del Festival. Empapado y tras dar varias vueltas perdido por el Teatro Romea, vuelvo con mis acreditaciones. Me informan de que la siguiente película ya ha empezado, en contra de mis cálculos, pero paso y me cuelo en la sala. Efectivamente, a los 5 minutos termina ‘La vie parisienne’. Cosas de los festivales.

A las 19:40 comienza el siguiente largometraje de la Sección Oficial, ‘Izlet‘, una película eslovena dirigida por Nejc Gazvoda. La gran sorpresa para muchos, entre los que me incluyo, llegó cuando descubrimos cuando los subtítulos de la película no estaban traducidos al castellano. Ya lo avisaba el programa del Festival, pero los más despistados, entre los que de nuevo me incluyo, no estábamos preparados para semejante examen de inglés. Menos mal que los diálogos son fáciles de seguir, aunque veo cómo media sala abandona la proyección a la media hora. Tal vez esperaban que tras treinta minutos de película el idioma fuese a cambiar.


IZLET



Elegida por Eslovenia para presentarla al Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa, ‘Izlet’ cuenta la historia de tres amigos que inician un viaje en coche para rememorar su época de instituto. Una película de bajo presupuesto que además fue recaudando al tiempo que se rodaba, pero realizada con bastante solvencia para tratarse de un debut.

‘Izlet’ es la típica “road movie” protagonizada por una serie de inadaptados que por momentos respira cierta sinceridad y encanto. Las interpretaciones son bastante regulares pero creíbles al menos. El problema principal llega en su tramo final, resuelto de forma demasiado simplista y previsible. Por no hablar del último giro dramático que poco o nada tiene que ver con el resto del argumento y que tan solo busca el impacto gratuito. Al menos entretiene, lo que ya es mucho dentro de la quiniela que siempre representan esta clase de festivales.

21:00. No doy tiempo ni a que aparezcan los créditos finales de la película de Eslovenia. Desde arriba se oye el ajetreo que reina en la planta baja. Ha llegado el momento más importante de la noche. El director iraní, Abbas Kiarostami está a punto de llegar a la Filmoteca Regional y eso se nota en la entrada. Decenas de fotógrafos esperan impacientes cuando de repente todos los flashes apuntan hacia la cristalera. Ha llegado. Como si se tratase de un photocall, Kiarostami se detiene frente a los carteles del IBAFF y de su película para que pueda ser fotografiado por los medios y sus fans.



ABBAS KIAROSTAMI EN EL IBAFF



Una vez dentro de la sala, la que imagino será una de las organizadoras del Festival nos presenta al director. Aprovecha también para sacar pecho y presumir de tener con nosotros al director de la próxima exhibición. “A ver qué otro festival puede decir lo mismo“. Se me ocurren otros muchos, también españoles. Sitges, Málaga o incluso el más modesto Festival de Sevilla, donde pudimos ver a Valeriya Gai Germanika, Lech Majewski y, en general, la gran mayoría de los directores de las películas proyectadas. Alguien debería decirle que, con Kiarostami delante, dedicara mayores palabras de agradecimiento al director por su presencia en lugar de alardear tanto de la misma como si él no estuviese presente en ese preciso instante.

Comienza la película ‘Like someone in love‘, co-producción franco-japonesa que forma parte de la Sección Informativa del IBAFF. La película fue presentada además en el prestigioso Festival de Cannes de 2012 en el que compitió por la Palma de Oro.

‘Like someone in love’ cuenta la historia de Akiko, una joven japonesa que se prostituye para poder pagarse los estudios. La película no podría arrancar mejor. Las primeras escenas emanan cine de la mejor calidad. Una fotografía impecable, la localización nipona de la historia, siempre atractiva, y un argumento intrigante. La escena de la protagonista escuchando los mensajes de voz de su abuela resulta verdaderamente emotiva.


LIKE SOMEONE IN LOVE



Ese inicio tan prometedor es la razón por la que su segunda mitad se me hace especialmente decepcionante. A pesar de disponer de los cimientos necesarios y tan bien expuestos para construir una película absorbente, el filme no pasa de ahí. ‘Like someone in love’ se divide en dos claras secuencias. La primera de ellas, la que transcurre de noche, es francamente estupenda. Pausada pero altamente intrigante y perturbadora. Cuando amanece todo ese interés por los personajes desaparece. Los diálogos se estiran hasta extremos incomprensibles, se añaden personajes muy muy sosos y las escenas redundan en detalles sin importancia. Vemos a su anciano protagonista ir y venir, quitarse y ponerse las zapatillas, bajar las escaleras. Pues muy bien, qué interesante todo.

Entre las interpretaciones destaca la joven Rin Takanashi como la inocente prostituta, capaz de infundir en el espectador esos sentimientos de melancolía y ternura. Poco más se salva en esta segunda secuencia, la verdad. Cuando en su tramo final la historia parece que empieza a crecer en tensión y puede salvarse de esta decepcionante segunda mitad oímos un golpe de sonido y se apaga la imagen. Ah, ¿que ya acabado? Pues vale.

Una respuesta a “FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MURCIA – IBAFF: DÍA I

  1. Pingback: Las 50 mejores películas de 2013 (por ahora) según IndieWire | LA VOZ EN OFF·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s