Bestias del sur salvaje (2012)

 

 La pequeña Hushpuppy y su padre viven en un lugar llamado “La bañera”, al sur de los EE.UU. en medio de lo salvaje. Al mismo tiempo que el nivel de las aguas asciende los casquetes polares liberan a unas bestias ocultas en el hielo durante miles de años y que destruirán todo cuanto se interponga en su camino.

El director Benh Zeitlin consiguió con esta historia de carácter fantástico e hiper realista el premio a la mejor película en el Festival de Sundance en 2012. La recolección de premios que vino después y el efecto “boca a boca” hizo de ‘Bestias del sur salvaje’ una de las mayores sorpresas del año a pesar de su escaso presupuesto, su argumento atípico y la ausencia de cualquier conocido en su reparto.
 
Hay que decir que ‘Bestias del sur salvaje’ es también una película que se presta al aplauso fácil y a la aceptación generalizada de crítica y festivales sin que la película destaque mucho en realidad. El filme aporta un punto de vista sobre la naturaleza y la socialización del hombre interesante y poco común, pero al final se ve rendida a los excesos estéticos de su director. Por momentos la película parece un anuncio de una fundación de ayuda para el tercer mundo. Este carácter de vídeo publicitario despista y por momentos marea, lo que lastra demasiado una narración fluida.
 
Donde la película más destaca es en su vertiente fantástica de cuento infantil con claros ecos de aquella película de Spike Jonze basada en el libro de Maurice Sendak, ‘Donde viven los monstruos’. Igual de satisfactorio es el camino recorrido por su protagonista, perfectamente interpretada por la joven Quvenzhané Wallis, hacia la madurez y la comprensión del mundo y la naturaleza. Una naturaleza cruel y despiadada pero al mismo tiempo bella y ordenada, donde cada cual tiene su aportación vital para el funcionamiento de la misma. Destaca también dentro de ese viaje, la construcción de la relación de la pequeña Hushpuppy con su padre, interpretado con mucha fuerza por el desconocido Dwight Henry. La banda sonora escrita por el propio Zeitlin y Dan Romer se encuentra también entre lo más reseñable del filme.
 
Es de admirar el resultado impactante a pesar del escaso presupuesto, así como también el hecho de tratarse de la opera prima de su director. No obstante, ‘Bestias del sur salvaje’ se siente muy sobrevalorada, consecuencia de un goteo incesante de premios incomprensible y una adulación constante por parte de la prensa especializada, siempre ávida por descubrir las jóvenes promesas. Es cierto que la carrera de Zeitlin promete más de un filme interesante y merece nuestra atención desde ahora. Pero todavía ha adquirir mayor madurez en la narración y dejar a un lado la dictadura estética con la que ha pretendido captar la atención de los más impresionables. ‘Bestias del sur salvaje’ no es una excelente película sino, simplemente, un buen punto de partida.
 
 
 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s