CRÍTICA: ‘J. Edgar’ (2011)

J_Edgar-438728863-large
3 y media
 

J. Edgar Hoover es nombrado director general del FBI con tan solo 29 años con la intención de que reorganice la institución, cargo que ocupará hasta su muerte en 1972. Durante su mandato, irá almacenando una serie de secretos de importantes personalidades en la historia de los EE.UU. que lo harán convertirse en uno de los hombres más poderosos y temidos.

En 2011, Clint Eastwood decidió adaptar al cine la historia de una de las personas más influyentes de la reciente historia americana, incidiendo especialmente en la relación con su mejor amigo Clyde y su supuesta homosexualidad.

J.-Edgar-R

‘J. Edgar’ narra los adelantos que supuso Hoover en la investigación policial, sobretodo en materia de criminología y de registro, dejando entrever (sin hacer mucho hincapié, también hay que decirlo) en las deleznables y reprochables actitudes intimidatorias de su protagonista.

Leonardo DiCaprio realiza una brillante interpretación. Da vida de forma apasionante a un hombre de doble moral, buenas intenciones y contradictorios métodos. A un hombre siniestro y oprimido, en gran parte por su ultraconservadora educación. El principal problema radica en la incomprensible caracterización del mismo en su última época. Y es que perfectamente podría haberse escogido a otro actor con una edad más aproximada en lugar de sepultar a DiCaprio en un maquillaje que más bien distrae.

j.edgar

Eastwood dirige ‘J. Edgar’ con estilo clásico y sus habituales tonos fríos y juegos de sombras, bastante propios para plasmar la personalidad oscura de su protagonista. Por otra parte, poco o nada aporta el personaje de Naomi Watts, más que al final de la historia.
El tratamiento de la supuesta homosexualidad de Hoover es de lo más pobre y menos interesante del filme. Si la película se hubiese centrado más en la relación del protagonista con los ex-presidentes de EE.UU. en vez de dejarlo en segundo plano probablemente estaríamos ante una gran película.

No obstante, ‘J. Edgar’ muestra una parte interesante de la historia, con un tratamiento distinto al habituado y una perspectiva que describe al personaje y justifica sus actuaciones en base a sus profundas represiones.

Una película interesante, bien contada y con excelentes interpretaciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s