CRÍTICA: ‘Batman Begins’ (2005)

batman

4

Bruce Wayne es un multimillonario que vive traumatizado por la muerte de sus padres y obsesionado por el crimen que asola su ciudad, Gotham. Después de un intenso adiestramiento con una sociedad secreta llamada la Liga de las Sombras dirigida por Ra’s Al Ghul, volverá a Gotham decidido a empeñar todo su esfuerzo y dinero para erradicar el crimen. Para ello actuará como símbolo, como Batman.

En el año 2005, la Warner Bros. decidió apostar por un talento emergente (Christopher Nolan) y un reparto deslumbrante para iniciar una saga demasiado maltratada. La película fue un éxito en taquilla y no menos en crítica. Acabó siendo un modelo a seguir para futuras adaptaciones.

batman-ra_s-al-ghul

La experiencia de Nolan con protagonistas de pasado traumático y obsesiones autodestructivas encuentra su reflejo perfecto en el personaje de Batman. Supone la incursión del director en el blockbuster hollywoodiense para el que contó con la ayuda del guionista David S. Goyer (Blade).

Batman Begins es una película que dignifica el concepto de superproducción y el género perteneciente a la adaptación del cómic. Basada principalmente en el cómic Batman: Año Uno (Frank Miller), el film narra, como su título indica, los comienzos de este oscuro súper héroe.

La película presenta un guión trabajado y muy bien desarrollado aunque previsible, que incide en los conceptos de justicia y responsabilidad. El reparto de lujo cumple sobradamente, a excepción de Katie Holmes quien sería sustituida posteriormente por Maggie Gyllenhaal. Por su parte, Christian Bale nos regala el mejor Batman que ha pasado por la pantalla.

Es de agradecer el esfuerzo de Nolan por querer ahondar con mayor énfasis en la psicología de su personaje principal más que en desplegar los efectos especiales propios de esta clase de películas. La oscuridad y el realismo con el que viste al protagonista consiguen que la historia resulte creíble a los ojos del espectador más escéptico.

Batman-batman-begins-11595295-1500-998

No obstante, Batman Begins no está carente de defectos. Nolan, todavía poco experimentado en el cine de acción, abusa demasiado de la oscuridad y del plano corto. En ocasiones no está claro lo que sucede en la pantalla. Por otra parte, dada su condición de película-origen, presenta demasiados tópicos como historia iniciática (tenemos que volver a contemplar por enésima vez la muerte de los padres de Bruce Wayne). La banda sonora, aunque mejora con el desarrollo de la trilogía, se antoja poco atrevida y queda empequeñecida por el recuerdo de la grandiosa composición de Danny Elfman. El villano de turno, aunque efectivo, carece del carisma necesario para perdurar en el recuerdo. Lo que es normal cuando la película se centra más en el héroe que en el dibujo excéntrico del enemigo.

Todos estos no son más que pequeños defectos de una película que reinicia de forma más que digna una respetable franquicia que había derivado hacia el ridículo por obra de Joel Schumacher. Batman Begins es una cinta que aúna la calidad con el espectáculo de una forma solemne.

2 Respuestas a “CRÍTICA: ‘Batman Begins’ (2005)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s