Sácame del paraíso

 



Judd Apatow, experto en comedias de humor grueso protagonizadas por adultos infantiles e irresponsables forzados a afrontar la madurez, produjo esta película dirigida por David Wain (Mal ejemplo). Sácame del paraíso (Wanderlust) volvió a reunir a los actores Paul Rudd y Jennifer Aniston quienes ya compartieron escena en la serie de televisión Friends.

Cuando George y su novia Linda se encuentran sin dinero y sin alojamiento deciden mudarse con su insoportable hermano. Tras unos días de insufrible convivencia decidirán irse a vivir con una comunidad hippie para huir del estrés de la vida neoyorkina. 
Sácame del paraíso es una típica comedia de “pez fuera del agua”. Tras un inicio bastante esperanzador en el que se muestra con garra y chispa la difícil situación actual económica y profesional para una pareja joven (no tan joven en la pantalla), la película comienza a hundirse cuando el campamento hippie entra en escena. Los personajes mostrados a lo largo del film representan estereotipos muy extremos (nudistas, vegetarianos, pacifistas…), lo que da lugar a chistes muy forzados y con escasa gracia.
  
La participación de Ken Marino es insoportable. Por su parte, la pareja protagonista desprende cierta química y Justin Theroux tiene bastante gracia como seudo-hippie y jefe espiritual de la comuna. No obstante, la película no está exenta de escenas ridículas que provocan más vergüenza ajena que comicidad.
 
Sácame del paraíso critica la sociedad moderna, basada en el consumismo, el materialismo y la búsqueda compulsiva de trabajo por encima de nuestras necesidades más vitales y humanas. El problema es que termina por ridiculizar esa alternativa que en principio plantea a la vida urbana. Y que gran parte de esas filosofías sobre el amor libre y el “todo es de todos” suele usarse como justificación al comportamiento más puramente egoísta y para satisfacer las necesidades de uno mismo sin tener en cuenta las consecuencias.
 
La película reúne talentos para la comedia, pero no pasa más allá de cuatro aciertos cómicos. El resto es pura rutina, una cinta que no transgrede todo lo que podría dada la premisa inicial. Sosa y carente de mala leche.


 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s