21 Gramos

 

Demoledora cinta de González Iñárritu dotada de un estilo hiperrealista que tantas veces se ha mal copiado en posteriores ocasiones.

La historia se presenta tan dura que hasta rompe con la cronología y las normas de la narrativa. Los, aparentemente caprichosos, saltos temporales de la película nos llevan de un lugar a otro dentro de la misma historia, como si nos estuvieran golpeando con un palo directamente en nuestras emociones, sin saber de dónde viene cada golpe y sin poder esquivarlos.

Por otra parte, el trío protagonista compuesto por Sean Penn, Naomi Watts y Benicio del Toro, tres espléndidos actores, dan lo mejor de sí mismos metiéndose en la piel de estos personajes tan maltratados por el guionista, Guillermo Arriaga, experimentado colaborador del director.
El estilo del realizador mejicano se presenta tan sucio y bello al mismo tiempo que uno no sabe si dejar de mirar la pantalla, rezar por que sus protagonistas tengan un momento de descanso, o pedirle al director que no nos deje de golpear con su cine, extremadamente sensible y humano. Nuestras plegarias tuvieron su respuesta bajo el nombre de “Babel”, pero nunca alcanzaron las tan altas cotas a las que llegó su director.
Mención expresa al último acto, ese monólogo tan sencillo y visceral que, a pesar de toda la amargura de su metraje, deja cierta sensación optimista, un poso dulce, que engrandece aún más su historia. Magnífica.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s